Cómo disfrutar de un Halloween saludable

Banana Ghosts and Orange Halloween Treats

¿Le asusta tener tantos dulces de Halloween? Aplique algunos de los siguientes consejos saludables para disfrutar de bocadillos y dulces. Son ideas tan buenas que asustan.

Controle la locura de los dulces

Los niños se ven adorables en sus disfraces y ya cuentan los días para que sea el 31 de octubre. ¿Está preparado para la subida de azúcar? Con un poco de creatividad, puede encontrar formas divertidas de incluir algunas opciones saludables, tanto si va a celebrar una fiesta con amigos o salir a pedir dulces.

Aplique estos consejos para que las fiestas de Halloween sean un poco más saludables para su familia, para sus invitados de la fiesta y para los que piden dulces.

Para los que salen a pedir dulces

  • Aliméntelos con anterioridad. ¿A qué niño no le gusta comerse su dulce favorito en cuanto se lo echan a la bolsa de dulces? Comer una comida saludable ANTES de que sus hijos salgan a pedir dulces puede reducir su tentación de ingerir un bocadillo mientras van de casa en casa o incluso atiborrarse, porque su estómago estará lleno.

  • Guarde la bolsa gigantesca. Elija o cree un recipiente de recogida más pequeño para su hijo y aléjelo del método de la funda de almohada. Si anima a los niños a que recojan solo un dulce por casa, podrán visitar más casas del barrio.

  • Póngase en marcha. Haga ejercicio convirtiendo Halloween en una divertida actividad familiar. Camine en lugar de conducir de casa a casa con los niños. Establezca cuántas casas o calles visitarán, o bien compitan por equipos para recorrer todas las casas que puedan. Lleve una botella de agua y una linterna. También lleve calzado cómodo para caminar.

  • Revise la fecha antes de comer. Compruebe las fechas de caducidad e inspeccione todos los dulces antes de permitir que los niños se los coman. No permita que los niños coman algo con ingredientes cuestionables o desconocidos, especialmente si tienen alergias alimentarias.

  • Tenga un plan. Halloween y el Eat Smart Month en noviembre pueden ser un buen momento para hablar con sus hijos sobre la moderación y tomar decisiones inteligentes con respecto a la alimentación. Planifique con antelación la cantidad de dulces que sus hijos pueden recoger en cada casa, conservar y comer. Si tienen la edad suficiente, deje que lo ayuden a decidir qué hacer con el exceso de dulces. Consulte nuestras sugerencias más adelante en este artículo.

Para el anfitrión de la fiesta

  • Aumente el factor del miedo. Sirva bocadillos saludables con la temática de Halloween incorporada. En esta época del año, se comparten muchas ideas creativas online, como fantasmas de plátano, bocas de monstruos de manzana, dedos de brujas de zanahoria y paletas de fruta de color de maíz dulce o parfaits.

  • Juegue con la comida. Incorpore alimentos saludables a las actividades de la fiesta, como decorar naranjas al estilo de calabazas talladas y el juego de morder la manzana.

  • Manténgalos de pie. Prepare numerosas actividades físicas, como una fiesta de baile de zombis, una carrera de monstruos de tres patas, trepar como una araña o un lanzamiento de calabazas.

  • Reconsidere la bebida. No olvide que reducir el consumo de azúcar de cosas dulces también incluye los refrescos y las bebidas azucaradas. En su lugar, ofrezca agua, té sin azúcar, jugo 100% de fruta o leche sin grasa o baja en grasas. Prepare un ponche con temática de Halloween a partir de agua con gas y un chorro de jugo 100% de naranja, acompañado por muchas rodajas de naranja y uvas negras o moras.

Para el grupo que se queda en casa

  • Sin autoservicio. Reparta un regalo a cada niño en lugar de dejar que decida cuánto escoger. Si tiene más de un regalo, pídales que elijan el que prefieran. Esto también lo ayudará a controlar su presupuesto de Halloween.

  • Evite todo el desorden. ¿Desea evitar los dulces, así como la multitud de niños tocando a su puerta? Disfrace a su familia y vean juntos una película o lleven dulces de Halloween saludables a su comisaría de policía local o al parque de bomberos, residencias de ancianos u hospitales infantiles.
  • Sea ese tipo de casa. No tiene que repartir dulces en Halloween. Comience una nueva tradición y regale dulces más saludables o regalos no comestibles. No se preocupe, no estamos hablando de cepillos de dientes. Sea creativo y compre regalos con muchos colores y aptos para niños. Estas son algunas ideas.

    Dulces más saludables:

  • Clementinas, naranjas rojas o naranjas decoradas como calabazas talladas (con una tinta que no sea tóxica)
  • Jugos 100% de fruta
  • Bolsas del tamaño de bocadillos de galletas saladas, palomitas de maíz, galletas Graham, frutas o verduras deshidratadas, surtidos de frutos secos o semillas de calabaza
  • Tiras 100% de fruta deshidratada
  • Tubos o bolsas de yogur exprimibles
  • Envases individuales de mandarinas
  • Chicle sin azúcar

    Elementos no comestibles:
  • Varitas luminosas o pequeños juguetes que brillan en la oscuridad
  • Bolas de goma
  • Minipeluches y juguetes de cuerda
  • Lápices de colores y libros para colorear (también más complejos para niños mayores)
  • Pegatinas o sellos
  • Tatuajes temporales
  • Pompas de jabón
  • Anillos de araña o dientes de vampiro
  • Slime, juguetes moldeables y blandos
  • Pulseras de la amistad

Evite regalar objetos muy pequeños que pueden causar obstrucción a los más pequeños.

Qué hacer con el exceso de dulces

¿Teme que tendrá que lidiar con un exceso de dulces de Halloween hasta mucho después del Día de San Valentín? A continuación, le ofrecemos algunas ideas para disfrutar de la tarde de forma responsable y deshacerse de los dulces sobrantes:
  • Deje que cada uno de sus hijos tenga suficientes dulces para comerse uno o dos al día durante una o dos semanas (el tiempo suficiente para que la emoción desaparezca). Bote, done o reutilice el resto.
  • Cuando su hijo le pida un dulce, combínelo con algo saludable: una manzana, un plátano, frutos secos o apio con mantequilla de maní.
  • “Adquiera de nuevo” los dulces de su hijo dándole dinero o fichas que pueda cambiar por una actividad divertida: un día en el zoológico, una tarde de juegos en el parque, patinaje sobre hielo o un día en la piscina.
  • Algunas consultas de dentistas también cuentan con programas de recompra o canje.
  • Guárdelos para preparar los dulces de Navidad.
  • Guárdelos para rellenar la piñata en el próximo cumpleaños o repártalo con tarjetas festivas.
  • Utilícelos en un proyecto de manualidades o para decorar una casa de galletas de jengibre en Navidad.
  • Done el exceso de dulces a una casa de acogida, un hospital infantil o un programa de cuidado para las tropas en el extranjero. Un dulce familiar de casa puede ser reconfortante durante la Navidad.

No tenga miedo, puede hacerlo. Vamos a hacer que Halloween sea divertido, espeluznante y un poco más saludable también.


Kroger Health

Patrocinado a nivel nacional por

Kroger Health

SweetLeaf®

Con el apoyo a nivel nacional de

SweetLeaf<sup>&reg;</sup>

Eggland's Best

Con el apoyo a nivel nacional de

Eggland's Best