Alimentos orgánicos: Hechos frente a percepción

Los datos frente a la percepción de los alimentos ecológicos

Los alimentos orgánicos son más caros y suelen ser más difíciles de encontrar que los alimentos cultivados de forma convencional, pero eso no ha frenado su creciente popularidad entre los consumidores. Muchos compradores suponen que los productos orgánicos son más nutritivos y seguros para comer, pero estas percepciones se basan más en la publicidad que en la ciencia. 

“Algunos defensores de la producción de alimentos orgánicos la promueven como 'mejor' sin ningún tipo de base científica”, afirmó Penny Kris-Etherton, Ph. D., dietista registrada y distinguida profesora del Pennsylvania State University’s College of Health and Human Development. “En términos de nutrición y seguridad, los alimentos orgánicos no son diferentes de los alimentos producidos mediante otras prácticas contemporáneas de producción de alimentos”.

En un estudio realizado en el 2010 en la American Journal of Clinical Nutrition, los investigadores revisaron 12 estudios importantes sobre alimentos orgánicos de los últimos 50 años y hallaron “pruebas que carecen de efectos relacionados con la nutrición para la salud como resultado del consumo de alimentos producidos orgánicamente”.

Algunos consumidores compran productos orgánicos para reducir su exposición a pesticidas. Sin embargo, los estudios en los que se comparan los alimentos cultivados con pesticidas con alimentos cultivados sin pesticidas han revelado que ninguno de los dos es mucho más seguro. La AHA anima a los consumidores a comer una gran variedad de frutas y verduras de colores, independientemente de si son orgánicas o no orgánicas, ya que cualquiera de los dos tipos proporciona nutrientes y fibra importantes para seguir dietas saludables.

¿Qué significa “orgánico”?

Para que un producto agrícola o animal se considere “orgánico”, se debe cultivar de conformidad con lo dispuesto en las especificaciones del Department of Agriculture de los EE. UU. Para los productos agrícolas, estos requisitos incluyen prescindir del uso de hormonas, pesticidas, radiación o bioingeniería. Los animales que se utilizan para vender carne, ave, huevos o productos lácteos no deben recibir antibióticos ni hormonas de crecimiento. Los productos orgánicos están sujetos a las mismas normas de seguridad de la USDA que el resto de productos alimentarios.

La USDA tiene tres categorías de etiquetado de productos orgánicos: “100% orgánico” para productos fabricados con ingredientes 100% orgánicos; “orgánico” para productos con al menos un 95% de ingredientes orgánicos; y “elaborado con ingredientes orgánicos”, que indica un mínimo del 70% de ingredientes orgánicos. Es posible que en los productos con menos del 70% de ingredientes orgánicos no se indique “orgánico” en la parte frontal del envase.

¿Aumento del costo = mejor sabor?

Según Kris-Etherton, los productos orgánicos son más caros debido al aumento del costo de cumplimiento de los estándares de la USDA y a la disminución del rendimiento por media hectárea o animal de granja. A algunos consumidores no les molesta gastar dinero de más, porque dicen que lo orgánico sabe mejor. Sin embargo, de nuevo, no hay pruebas que indiquen que los alimentos cultivados orgánicamente sepan mejor, aunque normalmente sean más frescos cuando se compran. Esto se debe a que no contienen conservantes y, por lo tanto, se deben comercializar antes.

“Basándonos en criterios subjetivos como el sabor, algunos consumidores prefieren la comida orgánica y eso es está bien”, afirma Kris-Etherton. “Sin embargo, deben saber que estos alimentos son más caros y no ofrecen ningún beneficio para la salud que conozcamos”.


Kroger

Patrocinado a nivel nacional por

Kroger

SweetLeaf®

Con el apoyo a nivel nacional de

SweetLeaf<sup>&reg;</sup>

Eggland's Best

Con el apoyo a nivel nacional de

Eggland's Best