¿Cuál es la diferencia entre “sin azúcar” y “sin azúcar añadida”?

women reading grocery label

Comprender las declaraciones de azúcar en los envases

A veces, pareciera que los alimentos y las bebidas nos hablan desde los estantes de las tiendas. “Psst, ¿estás cuidando tu peso? ¡Mírame!” “¿Quieres reducir el azúcar? ¡Soy la opción que buscas!”

Los envases de alimentos, a menudo, incluyen declaraciones sobre los beneficios de salud o la calidad nutricional separadas de la etiqueta de información nutricional requerida. Usted puede preguntarse cómo entender todo eso. ¿Estos productos son más saludables? ¿Debería consumirlos más?

La respuesta: Es complicado. Especialmente cuando se trata de declaraciones de contenido de azúcar.

¿Qué dicen las etiquetas?

La Food and Drug Administration regula las declaraciones de salud y de contenido de nutrientes en los envases de alimentos y bebidas. En el 2016, la FDA actualizó la etiqueta de información nutricional para incluir tanto los “azúcares totales” como los “azúcares añadidos”. Antes de esto, era difícil saber cuánta azúcar era natural y cuánta era añadida. Esto hacía que fuera más difícil que las personas tomaran decisiones saludables en función de las etiquetas. Las empresas de alimentos y bebidas siguen en proceso de cambiar al nuevo formato de etiqueta, por lo que es posible que aún no encuentre la versión actualizada en todos los envases. La mayoría comenzará a utilizar el nuevo formato de etiqueta en el 2020, pero algunos fabricantes de alimentos tienen hasta mediados del 2021 para realizar el cambio.

Hay pruebas de que el cambio podría tener un efecto importante, no solo en la capacidad de las personas para tomar decisiones más saludables, sino que también en la cantidad de azúcar adicional que la industria alimentaria pone en nuestros alimentos. En cualquier caso, leer la etiqueta de información nutricional y la lista de ingredientes en los alimentos envasados es una buena manera de conocer y limitar la cantidad de azúcar que usted y su familia consumen.

Pero ¿qué pasa con los otros tipos de declaraciones de contenido de azúcar, como “sin azúcar añadida”, que casi salta desde el frente del envase? Esta información puede ser útil, pero solo si entiende lo que realmente significa. Así que definamos algunos términos comunes.

¿A qué se refieren las declaraciones de contenido de azúcar?

Según la FDA, las declaraciones de información nutricional describen el nivel de un nutriente (como el azúcar) en el producto con términos como “sin” o “bajo”, o comparan el nivel de un nutriente en un producto con otro a través de palabras como “reducido” o “menos”. Por ejemplo:

  • Sin azúcar

    Una porción* contiene menos de 0.5 gramos de azúcar, tanto natural como añadida. (También: libre de azúcar, sin azúcar, cero azúcar o fuente insignificante de azúcar.)

  • Azúcar reducida

    Contiene, al menos, un 25% menos de azúcar en comparación con la versión normal del producto. (También: menos azúcar, bajo en azúcar o azúcar reducida.)

  • Sin azúcar añadida

    Ningún azúcar ni ingrediente que contenga azúcar fue agregado durante el procesamiento o envasado. (También: sin azúcar añadida.

    * el tamaño de ración de las etiquetas o la cantidad de referencia consumida habitualmente (RACC)

Los productos con declaraciones sobre azúcar, a menudo, contienen un sustituto de azúcar o un endulzante bajo en calorías. De esta forma, pueden contener menos azúcar sin afectar el dulzor que se espera en alimentos o bebidas.

Pero que un producto tenga una declaración del contenido de azúcar no significa que sea bueno para su salud. Por ejemplo, un cereal azucarado para el desayuno puede declarar que tiene “azúcar reducida” (¿reducida en comparación con qué?) o que está “endulzada ligeramente” (una expresión sin significado y que no está regulada). Esto puede engañar a las personas que compran comida para cuidar su salud y hacerlas pensar que es una mejor opción.

Los investigadores de un estudio se sorprendieron cuando descubrieron que algunos productos que declaraban contener bajas cantidades de un nutriente, de hecho, contenían más cantidades de dicho nutriente en comparación con los productos que no tenían esas declaraciones. O un producto puede tener menos de un nutriente poco saludable, pero contener más de otro, por lo que, en general, no es una mejor opción. Los investigadores concluyeron que puede ser erróneo tomar una decisión sobre un producto con base en la declaración del envase.

Cómo tomar decisiones más saludables

Cuando vea una declaración sobre el contenido de azúcar en un producto, utilice la información en la etiqueta de información nutricional y la lista de ingredientes para asegurarse de que sea la opción más saludable. Conozca el límite diario para la ingesta de azúcares añadidas recomendado por la American Heart Association. Sigas los consejos generales que se indican a continuación:

Una de las mejores maneras de reducir el consumo de azúcar en su dieta es limitar la ingesta de bebidas azucaradas, incluidas las gaseosas, el té dulce, las bebidas con café, las bebidas energéticas y deportivas, y los jugos de fruta azucarados, como el de manzana o el de uva. El agua debe ser su primera opción.

Conclusión

Si come muchos dulces o bebe bebidas azucaradas regularmente, una buena forma de comenzar a dejar de consumir esos productos y mejorar su salud es encontrar productos con menos azúcar que los reemplacen. Consuma productos sin endulzantes cuando sea posible. Siempre puede agregar un poco de endulzante natural, o fruta naturalmente dulce, para obtener la cantidad correcta de dulzura sin todas las calorías adicionales y azúcares añadidos.

Con el tiempo, ni siquiera los extrañará, sin importar qué tan fuerte lo llamen los alimentos en los estantes de la tienda.


Kroger

Patrocinado a nivel nacional por

Kroger

SweetLeaf®

Con el apoyo a nivel nacional de

SweetLeaf<sup>&reg;</sup>

Eggland's Best

Con el apoyo a nivel nacional de

Eggland's Best