Preparados, listos...

Mujer afroamericana flexionando el músculo de los brazos

La emociona el poder del cambio. Usted se siente mejor con respecto a su elección de seguir una vida libre de tabaco o reducir el estrés o moverse más. Sin importar lo que cueste, se dice a sí misma, está comprometida.

Y no hay necesidad de dejar pasar el tiempo hasta un nuevo año. Comenzar durante un cumpleaños o simplemente un lunes después de un fin de semana malo podría ser su mejor lugar para comenzar.

Además, las investigaciones demuestran que es más fácil formar nuevos hábitos cuando cambia su entorno o situación. Por lo tanto, si está enfrentando un cambio en su vida, aproveche el nuevo ritmo natural. La reubicación o el inicio de un trabajo podrían proporcionar la motivación para empezar de nuevo que necesita.

La motivación es el primer elemento clave para cambiar su comportamiento. Pero no es así de fácil, su enfoque puede decaer. Dos tercios de las personas a las que se les realizó seguimiento en un estudio reciente habían abandonado sus resoluciones de Año Nuevo en el plazo de un par de meses.

Bases para el éxito

En primer lugar, sea proactiva. ¿Desea darse un plazo o lo que se denomina "un dispositivo de compromiso" para adoptar un comportamiento saludable? Puede hacer un depósito a una cuenta que solo puede extraer cuando no consuma alcohol o cigarrillos durante un período determinado. O en lugar de dinero, puede restringir el acceso a su programa de televisión favorito hasta que visite el gimnasio.

Hablar con personas que han tomado el mismo camino podría ayudar. O puede buscar información sobre cómo apoyar su objetivo de salud. Por ejemplo, si desea reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, puede ser esencial dormir lo suficiente. Por el contrario, si está tratando de mejorar su sueño, una dieta mediterránea puede ayudar. Dormir lo suficiente es esencial para casi cualquier objetivo de estilo de vida saludable.

Granos de arena, no montañas

Un cambio importante requiere un compromiso importante y ser poco realista puede predisponerla para el fracaso. ¿Está intentando iniciar un programa de ejercicios cuando tiene muchas exigencias que compiten en su vida?

Tal vez sea difícil "comenzar con el programa" porque un "programa" es complicado.

Según el científico del comportamiento y autor, BJ Fogg de la Universidad de Stanford, una mejor estrategia es adoptar hábitos pequeños y simples. Estos son pasos que son tan simples que no tiene razón real para omitirlos. El modelo de comportamiento de Fogg indica que un comportamiento está basado en la motivación, la capacidad de lograrlo con facilidad y un recordatorio: una actividad existente en su rutina que la ayudará a llevar a cabo el nuevo hábito.

En lugar de un programa de ejercicios, piense en una actividad fácil de lograr que pueda conectar a su día. Tal vez sea un estiramiento en el borde de la cama antes de levantarse o un par de flexiones de piernas mientras prepara su bebida de la mañana.

Otros cambios de conducta en el tamaño de un bocado pueden implicar comer un trozo de zanahoria cada vez que abre el refrigerador, cambiar un cigarrillo después de la cena por un pedazo de chocolate oscuro o respirar profundo unas cuantas veces antes de lanzarse a su jornada laboral. Las opciones sabias son aquellas simples sobre las que se puede avanzar.


Transamerica®

Patrocinado a nivel nacional por

Transamerica<sup>®</sup>