¿Estrés vacacional? Pruebe nuestros cinco consejos para disfrutar de unas fiestas saludables

Estrés vacacional

Si a veces las fiestas le abruman y le hacen sentir que pierde el control, ¡no está solo! A continuación, le presentamos algunas ideas para mantenerse feliz y sano durante las ajetreadas fiestas navideñas.

Es muy muy malo. Si el Grinch le ha robado su espíritu y buenas intenciones navideñas, pruebe algunos de estos consejos para recuperar la alegría en estas fechas tan especiales.

1. Mantenga unos hábitos saludables.

Llegue a un pacto consigo mismo durante las fiestas. Por ejemplo: “Durante las próximas tres semanas me moveré más y haré algo de ejercicio todos los días, desayunaré sano, comeré menos dulces y dormiré al menos siete horas cada noche”. Si mantiene hábitos saludables, no tendrá que empezar otra vez de cero cuando terminen las fiestas.

2. Tenga cuidado con los peligros de las fiestas.

Durante las fechas señaladas suelen aumentar las raciones de comida “no demasiado saludable”.  Si está de invitado, tome un tentempié saludable antes del evento para evitar comer en exceso. Si es el anfitrión, póngase a prueba para ofrecer algunas opciones deliciosas y más saludables con nuestras recetas y consejos culinarios. Sus invitados se lo agradecerán.

3. Manténgase activo, incluso en el bullicio de las fiestas.

Durante las fiestas, un calendario social completo puede hacerle perder varias sesiones de ejercicio. En lugar de lamentarse, salpique su rutina diaria con actividades saludables. Por ejemplo, si el tiempo no es demasiado malo, vaya en bicicleta al trabajo o al colegio. Si la cena va a ser un festín, opte por un almuerzo ligero y, a continuación, dé un paseo enérgico. Y mantenga a la familia en movimiento. Cuando los niños estén de vacaciones, incorpore varias tareas domésticas activas y visitas al parque.

4. Pero no demasiado activo.

Ofrézcase a sí mismo el regalo de la paz. Cuando se le amontonen las invitaciones, no tenga miedo a rechazar algunas. Si necesita parar un poco para recargar las pilas antes de asistir a la siguiente fiesta, concédase un capricho y haga algo que le relaje. Pruebe el yoga, la meditación o disfrute de la naturaleza.

5. Elabore un plan para el año nuevo.

La flor de pascua ha florecido y todos los regalos han desaparecido. ¿Y ahora qué? El año nuevo es un buen momento para renovarse, pero no avance demasiado rápido por la lista de tareas, no vaya a ser que deje el plan de lado. Prepare pasos realistas y sostenibles para los próximos meses. Por ejemplo, comience por pasear regularmente todos los días y apúntese a la ruta Heart Walk local antes de poner el punto de mira en una maratón.

 

 


Transamerica®

Patrocinado a nivel nacional por

Transamerica<sup>®</sup>